Síndrome del Piramidal. Todo lo que necesitas saber para su tratamiento


¿Qué es el síndrome del músculo Piramidal? ¿Buscas una respuesta concreta, rápida y certera?. Toda la información en Fisioterapia Carabanchel. ¿Qué es eso de la falsa ciática?

Lo primero y más importante, una ciática es la inflamación del nervio ciático. Este nervio sale desde las lumbares, en concreto desde las vértebras L4 – L5 – S1 – S2. Llega hasta el pie, y se encarga de dar capacidad de movimiento y sensibilidad a toda la pierna.

Como ves, es un nervio tremendamente importante😱. Y a ver, explicame, ¿qué es eso de la falsa ciática entonces, algo que se comenta mucho en el síndrome Piramidal?.



ℹ️ Verdadera y falsa ciática en el síndrome Piramidal

La verdadera ciática se produce por un problema en la columna vertebral. Es decir, el nervio, en su origen lumbar está afectado por un hernia discal o por artrosis por ejemplo y altera todo el recorrido del nervio.

Tienes que entender que el término verdadera y falsa ciática son terminos o expresiones coloquiales. Aunque lo puedas escuchar en boca de un médico, no es un diagnóstico profesional y adecuado. ¿por qué? Sigue leyendo…🤓






Entonces ¿qué es eso de la falsa ciática? Pues todo lo que no sea una verdadera ciática 😄😄. Quiero decir, todo inflamación del nervio ciático producida por un problema no lumbar.

Por eso es un término ambiguo, porque una falsa ciática no te dice DONDE está tu problema. Espero que te haya quedado claro y ahora vamos con lo que acontece: el síndrome Piramidal.



🤔❓ Pero… ¿qué es el síndrome del músculo piramidal?

El músculo piramidal, también llamado piriforme se dirige desde el borde anterolateral de S1 a S4 del sacro hasta el borde superior de trocánter mayor.

En este síndrome se produce una irritación del nervio ciático a nivel de la pelvis (¡no de las lumbares!). El músculo piramidal o piriforme comprime e inflama el nervio ciático que pasa por debajo. Se produce una especie de «efecto guillotina» que desencadena una ciática a lo largo de toda la pierna.

Hablo del efecto guillotina porque se reduce el canal por donde pasa el nervio, entre el músculo piramidal y el músculo obturador interno. Esta reducción del espacio se debe a una hipertrofia o aumento de la tensión muscular. Se produce por diferentes causas, mencionadas más abajo.






El síndrome piramidal se produce en el nivel más profundo de la zona glútea, casi pegada al hueso Iliaco. En nuestros centros de Carabanchel incluso encontramos pacientes donde solo tienen el síntoma de ciática pero no tienen dolor en la zona glútea.

Esto ocurre porque el síndrome piramidal tiene diferentes síntomas en cada paciente. Unos pueden encontrarse con un dolor claro y punzante en el músculo piramidal. Otros solo con dolor en el muslo, otros incluso con dolor solo en el pie, etc.

Al final, en fisioterapia, cualquier patología relacionada con un nervio produce síntomas muy dispares y variadas, por la propia estructura compleja del nervio. Recordemos que un nervio al final está formado por un conjunto de terminaciones de muchas y muchas neuronas, los axones. Curioso ¿verdad?.



🤕 ¿Cuáles son los síntomas que nos encontramos en Fisioterapia?

Después de aclarar que un nervio, en este caso el ciático, está formado por miles de neuronas, también cabe destacar lo siguiente. Estas neuronas son algunas sensitivas /sensoriales y otras motoras.

Por este motivo, nos podemos encontrar tanto alteraciones de sensibilidad como de movimiento. Pero no me adelantaré, veamos los síntomas uno por uno.



Dolor

⭐️ El síntoma estrella y más habitual. Como el síndrome piramidal no solo es una contractura, sino que comprende al nervio también, el dolor varía mucho.

Ya se ha comentado arriba que el nervio ciático se dirige desde la columna hasta el pie. En este problema, el dolor solo se puede encontrar desde la zona del músculo piramidal (que es donde se produce el bloqueo) hasta el pie.

Para que lo entiendas, es como cuando haces un torniquete, se bloquea la circulación y se hincha desde el torniquete hacia abajo. No por arriba. En este caso es lo mismo. Dentro del síndrome piramidal, no encontrarás dolor por encima de la nalga.

Si es así, este no es tu problema😲.

En la clínica, el fisioterapeuta recibirá casos de pacientes con dolor en todo el recorrido o solo en una parte de éste. De todos modos, lo más común en clínica es encontrar dolor en la zona piramidal y zona alta del muslo.





No suele irradiar el dolor más abajo. Esto suele ocurrir porque todavía está en una fase inicial del síndrome piramidal. Aquí el nervio todavía no está muy afectado y no se ha irritado por completo.



Pérdida de sensibilidad

Otro síntoma relacionado con la sensibilidad. Es algo menos común pero también existen casos. En ocasiones, el síndrome piramidal puede producir cierta falta de sensibilidad en la zona del muslo y del gemelo.

Es normal ya que se ocasiona una alteración en la capacidad sensitiva del nervio. Puede ser un exceso de sensibilidad (dolor) o pérdida de sensibilidad (la famosa parestesia).

Hay que entender que no es muy grave ya que la compresión es muscular. Si se soluciona con un tratamiento de fisioterapia o estiramientos, la sensibilidad volverá a la normalidad. No es lo mismo que una hernia discal.



Dificultad de movimiento

En cuanto a la afectación motora del nervio, como cabe esperar, se genera una falta de control en el movimiento de la pierna🦵️🦶️. Esto puede ser por ejemplo, dificultad a la hora de caminar o hacer deporte. Incluso levantarse de la silla.

El síndrome piramidal, afectar a la capacidad de movimiento, acaba debilitando mucho los músculos del miembro inferior. Por eso muchas veces es necesario una rehabilitación basada en el fortalecimiento de toda la musculatura.



Pero dime… 🙋‍♂️🙋 ¿por qué aparece el síndrome del músculo piramidal?

Muchas son las razones aunque todas ellas fáciles de solucionar. Recuerda, el origen es muscular. Si sabes como se contractura el músculo, sabrás cómo mejorar tu dolor.

Lo primero, escucha tu cuerpo y analiza cuando aparece el dolor. ¿Es durante la marcha o cuando estas mucho tiempo sentado?



La causa más habitual: mucho tiempo sentado

Lo típico del síndrome del piramidal es que aparezca el dolor después de muchas horas sentado en una silla dura y con poco acolchado. El asiento comprime las nalgas en toda su profundidad, y esto durante días, inflama la musculatura. Puede ser tanto por la silla de la oficina, el sillín de la bici, el asiento del coche, etc. Algo sobre lo que estés mucho tiempo sentado.



¿Cómo se soluciona esto? Muy fácil ¿no?😅 tienes dos opciones: o cambiar de silla o comprarte un cojín para ponerte debajo de las nalgas. Dentro de la gama de cojines que existen, los más adecuados según mi recomendación son los de viscoelastica. Se adaptan por completo y no comprimen en exceso.

Ahora bien, tienes que entender que después de muchas y muchas horas sentado, no hay cojín que te salve de tu dolor. El cuerpo no está pensado para estar tanto tiempo en una posición. ¡Muévete!🤸🤸‍♀️



Tensión en las vértebras lumbares

Como siempre, un buen estado de nuestra columna vertebral marcará la diferencia entre tener o no dolores de espalda de manera habitual.

En este caso, si tienes dolores o tensiones en la zona lumbar, se puede desarrollar una irritación del nervio ciático y a la vez tensar el músculo piramidal. Todavía más si tienes una hernia o protusión discal. Esto es como la expresión de «la pescadilla que se muerde la cola»😅.

El nervio es como un cable, si tu lo aprietas desde arriba, aumentas la señal eléctrica afectando a todas las zonas donde llega. De esta forma, como el piramidal o piriforme tiene inervación del ciático, este musculo se inflamará.



Como se inflama, aumenta su tamaño y también la presión sobre el canal del ciático justo por debajo. Así se agravará mucho más la sensación de dolor de ciática.

Pero en este caso… que es una verdadera o falsa ciática? Pues las dos querido/a lector/a😱.



Desequilibrio muscular en la pelvis

Ya se ha visto que hay un músculo piramidal a cada lado del sacro.

Cuando un piramidal está acortado (concéntrico) va a generar que el otro piramidal del lado contrario esté alargado (excéntrico). Es muy raro encontrar que los dos músculos estén acortados en ambos lados.

¿Por qué se suele producir ese desequilibrio? Generalmente por un mal apoyo donde no se está realizando una transferencia adecuada de la carga durante la marcha.





Uff!😞😞 puede parecer complejo, pero en resumen significa que no apoyas en los dos lados por igual, sino de forma diferente.



Esto puede ocurrir por infinidad de motivos que un buen fisioterapeuta en Carabanchel debe analizar. Por ejemplo puede ser por una lesión de rodilla que haga que no pises bien de ese lado, un esguince de tobillo mal curado, una antigua fractura de tibia. etc.

El caso es que una pierna vas a tenerla más larga que la otra por nacimiento, o por una adaptación a una lesión de las que he mencionado.

Esto hace que siempre cargues en la pierna más larga porque es la más estable. Con el tiempo esto sobreesfuerza el músculo piramidal de ese lado y la músculatura glútea en general.

¿Nunca te has fijado que tienes más desarrollado un glúteo que el otro? 😲😲 Es muy común de encontrar.

Si es así es importante que el fisio valore como trasladas el peso durante la caminata y si tu pelvis está compensada. De esta forma los músculos piramidales estarán adaptados por completo.



Relación visceral

Aquí entramos en terreno inhospito en el ámbito médico. ¿De verdad una tensión en alguna víscera puede dar dolor de espalda?. ¿Acaso no le duelen a muchas mujeres la espalda baja cuando tienen la menstruación ¿o las rodillas? ¿o la pelvis?.

Comentaré que el útero y el ovario reciben inervación ortosimpática del plexo hipogástrico (superior e inferior) y conectan ahí con el nervio ciático y femoral. Entonces ¿qué ocurre? recordemos que el nervio ciático inerva (S1 y S2) al músculo piramidal.

Concluyendo amigos, si el útero o el ovario, y en el caso del hombre, la próstata, se alteran e inflaman, se puede producir una irritación del nervio ciático y por tanto una inflamación del músculo piramidal.

Sería el siguiente orden:

Útero ➡️ plexo hipogástrico ➡️ nervio ciático ➡️ músculo piramidal

Pensarás: !Madre mía que lío!😄😅 Solo tienes que quedarte con la idea que el útero, la prostata, la vejiga o el recto intestinal se relacionan con el nervio ciático.

Si padeces algún problema en estas zonas, se puede provocar y aumentar el síndrome piramidal.



🩺 ¿Cómo se cura el síndrome piramidal? Tratamiento de Fisioterapia

El tratamiento para este problema varía en función del fisioterapeuta. Lo primero y más importante es «atacar» esa inflamación. ¿Cómo? Podemos utilizar diferentes técnicas:

– Masaje: el clásico masaje en la zona siempre es una buena herramienta de trabajo. El efecto es rápido y a veces placentero. ¿El problema? suele dejar agujetas en los días siguientes.

– Punción seca: Consiste en la introducción de una aguja (tipo de acupuntura) en el punto gatillo miofascial del músculo piramidal. Como está profundo, la aguja debe ser algo más larga de lo normal. Suena muy mal, pero el dolor tampoco es tan tremendo y es un tratamiento bastante efectivo. Estos puntos son zonas en las bandas tensas de los músculos y que provocan un dolor intenso y reflejo.



Aparatos eléctricos utilizados por el fisioterapeuta

➡️ Ultrasonidos: Este aparato lleva muchos años en el mercado. Este aparato emite ondas mecánicas más altas que el sonido, de ahí su nombre. ¿Qué quiere decir mecánicas? que generan calor porque rozan con las moléculas del tejido. Así profundiza el calor llega hasta la profundidad de la nalga, donde se encuentra el piramidal.



➡️ Diatermia Indiba: Diría que es la herramienta más efectiva de todas las mencionadas, por 2 motivos. El primero que también desinflama y profundiza el calor. Pero no gracias a unas ondas, sino a una corriente de alta frecuencia. El efecto de analgesia es bastante más potente, y lo más importante, sin ninguna agujeta después.





➡️ Tens (no es muy efectivo a corto plazo): Es un aparato que es ideal para el mantenimiento en casa del síndrome piramidal. Es barato para comprar y fácil de colocar. Consiste en unos electrodos y mediante una corriente de baja frecuencia se reduce la transmisión de la señal de dolor. El efecto de mejoría es lento aunque tampoco presenta riesgos.

Cabe recalcar que como cualquier aparato, tienes sus contraindicaciones absolutas. En ellas está el embarazo, problemas graves de hipertensión arterial o marcapasos / dispositivos electricos implantados.



Tiempo de recuperación y reposo

Los tiempos para el tratamiento son dificiles de acertar bien porque varía en función de la gravedad de la lesión y el tipo de paciente.

Aún así, lo importante es evitar durante un tiempo estar mucho tiempo sentado y evitar la compresión del músculo piramidal. Puedes estar en reposo tumbado pero tampoco todo el rato.

Puedes caminar, sentarte, etc, No abuses ni hagas deporte durante unos días.

Cuando el síndrome piramidal irrita el nervio ciático, produce una molestia que es difícil de quitar de manera rápida. Si haces los siguientes estiramientos y ejercicios, el dolor debería ir desapareciendo poco a poco durante 2 semanas.

Ese es el tiempo que tarda un nervio en recuperarse.



🚩 Estiramientos para realizar en casa 🚩

Después de hablar sobre los mejores tratamientos de fisioterapia para el síndrome piramidal, vamos con otras recomendaciones mías.


Mejor estiramiento del músculo piramidal

Puedes hacerlo varios veces al día durante 2 semanas, lo importante es descansar 1 a 2 minutos cada vez entre cada repetición. Si consideras que todavía no está descansado, entonces más de 2 minutos.



La posición es como en la foto, tumbado boca arriba. Colocas la pierna afectada doblada y apoyada sobre la rodilla de la pierna sana. Agarras la pierna sana con las dos manos con los dedos entrelazados para estabilizar mejor.

Cuanto más subas la rodilla, mayor estiramiento del piramidal. Ten cuidado y no seas demasiado/a brusco/a. Es un estiramiento muy potente, mantenlo unos 60 sg, no más.



Estiramiento más intenso y potente

Después de tener experiencia con el anterior estiramiento, tiene variantes más intensas para progresar. Como ves en la foto de abajo, debes hacer siempre lo mismo.



Colocar la pierna afectada sobre la rodilla de la pierna sentada, puedes colocarte de muchas formas. Una vez hecho esto, para intensificar puedes flexionar tu espalda / tronco hacia adelante. En la foto, la mujer sentada dobla la espalda y nota la sensación en el glúteo y piramidal.

El hombre al estar tumbado dobla todavía más el tronco, haciendo realmente un estiramiento muy intenso.

Debes tener cuidado con la articulación de la cadera y que no sufra. Si ves que te molesta, olvídate del estiramiento y prueba con la pelota.



Pelota para masajear el músculo

Esto es una recomendación muy habitual entre los fisioterapeutas. Te puedes tumbar boca arriba y colocas una pelota dura (muy importante esto, sino no sirve) debajo de la nalga. Buscas la zona de mayor tensión.

Recuerda que el piramidal nace en la zona lateral del sacro. Por tanto empieza buscando cerca del hueso.



Cuando encuentres la molestia, mueve tu pelvis hacia arriba – abajo y hacia los lados de manera suave. La pelota debería rodar debajo del músculo.

Notarás como te masajea y alivia. Ten cuidado puede ser bastante intenso. Incluso puedes hacerlo igual tumbado/a sobre el lado afectado. La presión es mucho más intensa pero más arriesgada.

¿Cuanto tiempo lo haces? 2 minutos de masaje y uno de descanso. Así 4 series.



🏋🏋️‍♀️ Ejercicios para fortalecer el músculo piramidal

Si tienes una buena musculatura pélvica, es más dificil que se lesione y se sobreesfuerze. Estos ejercicios son muy adecuados para el síndrome piramidal porque protegen y no tienen riesgo alguno.


Plancha clásica y lateral

A muchos pacientes en Fisioterapia les cuesta realizar las planchas. ¿Cuál es el motivo? son intensas. Necesitas contraer muchos grupos musculares al mismo tiempo.

Brazos, espalda, abdomen, gluteos y piernas. Por eso es tan beneficioso pero tan casino al mismo tiempo.

¡No te preocupes! Para eso estamos aquí. Puedes empezar con tiempos cortos, incluso apoyando las rodillas. A medida que vayas progresando y aguantes más durante las siguientes semanas, dirige el ejercicio hacia la plancha clásica como en la foto.

No olvides bajar la pelvis hasta estar recto/a como un pelo. Intenta aguantar de 45 sg a un minuto. Despues descansa 2 minutos. Así 4 series un día sí y otro no.

Te prometo que aquí notarás como trabajas y fortaleces tu piramidal.



A medida que pasen las semanas y te vayas acostumbrando, puedes buscar intensificar el ejercicio. Puedes realizar la plancha lateral, como en la foto.



Es importante que fijes bien el codo para no caerte y buscar el equilibrio.



Elevación lateral de pierna

Uno de mis ejercicios preferidos para el síndrome piramidal. Quizás te suena de verlo en ejercicios para glúteos, pero realmente… ¿donde está el piramidal? ¡debajo del glúteo!

Todos los ejercicios de fortalecimiento de glúteos van a fortalecer también el piramidal.

Es cierto que no todos los ejercicios de glúteos son igual de buenos, por eso te enseño éste:

Te colocas en cuadrupedia apoyando las manos la mano del lado a elevar y el codo del lado de la pierna a apoyar. Puede parecer lioso, pero es importante para realizar el ejercicio cómodo/a.

Una vez situado realizas una elevación lateral de pierna (con rodilla flexionada) aguantando de 3 a 5 sg. arriba. Así notarás bien la zona del músculo piramidal. 4 series de 10 repeticiones, un día sí y otro no.



Fortalecimiento de la zona lumbar con Fitball

Para acabar te muestro un ejercicio más y completar tu rehabilitación del síndrome piramidal. Como ya te dicho arriba, si tienes mal la región lumbar, vas a empeorar tu dolor en el músculo piramidal. ¡Nunca olvides que conecta mediante el nervio ciático😬!

Dicho esto, si fortaleces bien la musculatura de la región baja de la espalda, evitarás esos dolores tan molestos.



Te colocas tumbado/a boca abajo sobre la pelota Fitball (tienes que comprarla😞😅). Desde abajo por completo subes hasta tener la espalda recta. Manten unos 5 a 10 sg. y vuelve a bajar. Repite asi unos 10 repeticiones en 4 series de 1 minuto de descanso (un día sí y otro no).

Ten cuidado con el cuello, debe estar reto y siempre mirando al suelo, para proteger las cervicales.

Si ves que te molesta, olvídate del ejercicio y haz solo los anteriores.

6 comentarios en “Síndrome del Piramidal. Todo lo que necesitas saber para su tratamiento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Texto y fotos registradas en Safe Creative. Si usted copia, infringe la ley de protección de datos.